Adopté una mascota… ¿ahora qué?

publicado en: Consejos, Gatos, Perros | 0

Últimamente en nuestra cultura se ha empezado a tomar en cuenta a esos animalitos que están en búsqueda de una casa y muchos estamos prefiriendo adoptarlos de alguna asociación a comprarlos en la calle.

Y nosotros, a través de los años, hemos sido hogar temporal, y muchas veces permanente, de distintos perros y gatos que por una u otra razón se encuentran con nosotros en el momento adecuado.

Lo que tenemos que entender cuando adoptamos a un animal es que primero, será un cambio enorme para él y segundo, cualquier cosa que le permitamos hacer durante los primeros días de estadía en el nuevo hogar será algo que él catalogará como ¨bueno¨ para el resto de su vida.

Por ejemplo, adoptamos un cachorro y le permitimos subirse al sillón, pero con el tiempo el sillón ya le queda pequeño a nuestra mascota y nosotros no dejamos que él se suba. Pero para él lo normal era subirse… esto ocasiona un problema con él porque si antes se lo permitimos, pues debe seguir siendo igual y los que estamos mal somos nosotros por no ser constantes y terminaremos cediendo ante un par de ojitos suplicantes.

¨Me dijiste que estaba bien que me subiera acá¨
¨Me dijiste que estaba bien que me subiera acá¨

Ese es otro punto, los animales se acostumbran a la rutina y a lo constante. Ellos saben a qué hora comen, saben a qué hora nos vamos a dormir, a qué hora nos levantamos, cuándo nos vamos e incluso, algunos pueden sentir cuando su dueño volverá a casa incluso 15 minutos antes de que abramos la puerta.

Lo que tenemos que tener claro es que durante los primeros días postadopción, debemos tratar a nuestra nueva mascota como esperaríamos que él se comporte para el resto de la vida. Y no hay que verlo como algo cansado o estresante, realmente nos da una gran oportunidad de otorgarle nuevamente un balance a nuestras mascotas, ya que casa nueva, mentalidad nueva. Pero siempre hay variables y conforme uno va conociendo más animales, se encuentra muchos casos distintos.

Por lo mismo, les damos un par de consejos, que hemos ido adquiriendo por experiencia de acuerdo a todos los casos que hemos pasado.

1. Confianza: esto es algo que poco a poco nos ganaremos de ellos. La mayoría de los animales adoptados se comportaran miedosos y no veremos su verdadera personalidad hasta pasados unos días. No debemos tratar de sofocarlos con atención ni tampoco ignorarlos. Lo mejor es dejar que ellos se acerquen a nosotros y mediante cariño y atención poco a poco aprenderán a que estamos aquí para ayudarlos.

cat-treat

2. Pasarán la noche en el mismo lugar mientras que estén en la casa: si ustedes suelen dormir con sus perros en la cama, pues la primera noche dormirán con ustedes, eso sí, tomen en cuenta de que las mascotas crecen y dormir con un cachorro puede no ser incómodo pero dormir por un perro de mediano a grande puede ser bastante complicado. Busquen una cama y un refugio donde el animalito pase la noche y que haga de él su nido. Si dormirá en el patio, debemos dejarlo en el patio desde la primer noche. Porque para ellos no hay nada más confuso que dormir por varios meses en nuestra cama y de un día para otro terminar en una casita en un patio. Y nos hará saber su inconformidad con gritos y aullidos. Y como siempre, que tengan agua y comida disponible.

¨Creo que sobreviviré¨
¨Creo que sobreviviré¨

3. Si quieren algo, tienen que ganárselo: una mente ociosa es un desastre para ellos. Si tenemos un perro que fue mal socializado de pequeño y que le gruñe a los otros animales cuando está con ustedes, se le regaña y se aparta de uno. Esto le enseñará a que si desea compartir con nosotros, debe cambiar de actitud y no está bien gruñir a otros animales (o incluso personas). Esto es algo muy común en razas falderas, en perros pequeños. La mayoría de dueños cuyos perros presentan este comportamiento lo ven como algo chistoso, pero se puede volver obsesivo al punto en que nadie se le puede acercar sin recibir un mordisco. Por eso, es una corrección constante que tenemos que hacer. Si hace algo indebido, se le corrige y le volveremos a prestar atención hasta que se calme. Si está con nosotros tranquilo y no presenta agresividad con otros animales o personas al estar cerca de nosotros, se le premiará también.

Muchos ya sabrán lo que hicieron mal...
Muchos ya sabrán lo que hicieron mal…

4. Enseñar en dónde debe hacer sus necesidades: en el caso de perros, enseñar el jardín o acostumbrarlos a ir cuando abrimos la puerta hacia al patio y estar con ellos ahí hasta que orinen o defequen donde es debido y premiarlos por ellos. Rápidamente lo van a asociar. En el caso de cachorros, esto será más difícil de lograr, pero con paciencia poco a poco entenderán. En el caso de los gatos, lo primero que hemos hecho cuando recién recibimos a uno, es enseñarle la caja de arena limpia y colocarlo sobre ésta. Por puro instinto empezarán a usar la caja y evitaremos encontrarnos con sorpresas. Y aunque no usen la caja cuando ustedes quieran, ellos ya sabrán donde está y estos animales son inteligentes y limpios, por lo que con facilidad sabrán cómo y dónde hacer sus cosas.

Algunos se lo toman muy a pecho...
Algunos se lo toman muy a pecho…

5. Sacarlos a pasear: esto crea un nuevo vínculo, les enseñará dónde viven ahora y los ayudará a liberar estrés al hacer ejercicio. Ellos ven los paseos como algo bueno y poco a poco nos relacionarán con ello también.

¨Estoy listo, ¿tú estás listo?¨
¨Estoy listo, ¿tú estás listo?¨

6. Relacionarlos con otros animales y personas: la cuestión es enseñarles que otros animales y otras personas además de nosotros, están bien. Al tener ya varios animales nosotros, el relacionar a los nuevos no resulta tan difícil y rápidamente se vuelven parte de la manada. Y en cuanto a las personas, inviten a su casa a amigos o familiares para que ellos se acostumbren a que de vez en cuando habrá más gente pero que esto será bueno. De igual manera, se le corregirá si se comporta de manera agresiva. Obviamente en este punto si tenemos un perro muy agresivo tenemos que tomar otras precauciones y es mejor hablar con profesionales al respecto antes de ponerlo a conocer otras personas o animales.

¨Fiesta!¨ aunque algunos se toman muy en serio las visitas...
¨Fiesta!¨ aunque algunos se toman muy en serio las visitas…

7. No siempre deben estar con nosotros: de vez en cuando es bueno que ellos estén en su lugar mientras nosotros estamos en la casa. No se trata de abandonarlos, si no que se den cuenta de que aunque estemos en casa no tienen por fuerza que estar a nuestros pies. Muchos perros reaccionan mal al tenernos siempre con ellos, sobretodo si adoptamos perros que nunca recibieron atención anteriormente. Pueden terminar desarrollando Ansiedad por separación y para sobrepasar eso, es un proceso largo y cansado, por lo cual les aconsejamos no estar con el animal 24/7 aunque estemos en casa.

Sleeping-Cat
¨Oh… ya volvieron¨

8. Juego: al igual que salir a pasear, para ellos es algo positivo y tirarles una pelota una media hora al día los hará felices y mejorará la comunicación entre animal y humano rápidamente. En el caso de los gatos un cordel o cualquier juguete cumple el mismo propósito, nos relacionarán con algo bueno y poco a poco mejoraremos la confianza. Además, para los gatos tener dónde afilar sus uñas servirá para evitar que dañen muebles y en el caso de los perros, tener juguetes disponibles logrará que muerdan eso en lugar de distintas cosas alrededor de la casa.

Tabby cat, Tiger Lily, playing with a feather duster
¨Mío, mío, mío!¨

9. Los animales sólo viven en el presente: es un dicho que utilizan muchos etólogos. Si bien a veces recibimos animales que han sido maltratados de una u otra forma, lo mejor que podemos hacer es demostrarles que en nuestro cuidado, esto será diferente. OJO: no se trata de super consentirlos ni de que nos den lástima. Es hacerles saber por los puntos anteriores que con nosotros será diferente e infinitamente mejor.

¨Esto es genial¨
¨Esto es genial¨

10. Tenemos un nuevo comienzo: tenemos la gran oportunidad de prácticamente reprogramar a nuestra mascota. Podemos volver a educarlo, enseñarle qué está bien, qué es aceptable, qué no. Tenemos la gran ventaja de esto, sobre todo en los primeros días. Así que debemos aprovecharlo.

a.baa-Happy-dog-

En conclusión, las principales cosas que tenemos que tomar en cuenta cuando adoptamos una mascota es que nos tendremos que cubrir con paciencia y con cariño que sinceramente, es lo que más le hizo falta a la mascota en un principio.

Lo que más necesitamos con ellos es constancia, paciencia y mucho amor.

¡Mucha suerte!

favorite quote photo
¨Salvar a un perro no cambiará el mundo, pero el mundo para ese perro cambiará para siempre¨

 

Dejar una opinión