Medicamentos que NO debemos darle a nuestras mascotas

publicado en: Consejos, Gatos, Perros | 0

Este tema lo hemos cubierto ya varias veces en nuestros talleres y es porque consideramos muy importante que todos sepamos que muchos medicamentos de humanos les hacen más mal que bien a nuestras mascotas.

El problema radica en que los medicamentos de humanos son eso, de humanos. No sólo no están hechos para nuestras mascotas, si no que además las cantidades son inadecuadas. No sirve decir ¨pues aquí dice que la dosis para un niño es una pastillita… para mi perro debe ser más o menos lo mismo¨.

Blondie_1
¨¿Por qué será que nos confunden?¨

Si bien tanto humanos como animales son tratados con los mismos medicamentos en muchos casos, las formulaciones para humanos son muy distintas y por supuesto en animales tenemos que tomar en cuenta el peso antes de dosificar cualquier cosa.

Pero la Medicina Veterinaria ha avanzado mucho en este aspecto y ahora tenemos medicamentos específicos para nuestros animalitos, especialmente formulados, probados y en las cantidades adecuadas para ellos.

Cuando un propietario ofrece a su mascota un medicamento de humano suele hacerlo con buena intención, generalmente piensan que si los hace sentir mejor a ellos, pues lo mismo será con su animalito, pero desgraciadamente muchas veces hacemos más mal que bien.

Pero… ¿por qué?

¨¿Por quéeeee?¨
¨¿Por quéeeee?¨

Simple, los medicamentos de humanos son de humanos y los de animales, de animales. Los medicamentos de humano pueden resultar tóxicos para nuestras mascotas aunque a nosotros no nos cause nada. Y por esto, la siguiente lista de aquellas medicinas que generalmente tenemos en nuestra casa y que definitivamente NO debemos darle a nuestras mascotas:

  • Ibuprofeno
  • Diclofenaco
  • Paracetamol
  • Aspirina
  • Lanzoprazol
  • Alka-seltzer
  • Peptobismol

La razón es que unos son tóxicos para las mascotas, ya que su cuerpo no funciona igual que el nuestro y otros son parte de un grupo de medicamentos conocidos como AINE´s o Antiinflamatorios No Esteroideos y uno de los efectos secundarios de su consumo, es que baja la mucosidad protectora del estómago. Esto sucede con mucha mayor facilidad en los perros y gatos y si no se tiene cuidado con la cantidad y frecuencia de la automedicación, podemos ocasionarle serias lesiones al estómago de nuestras mascotas. Por ejemplo, úlceras estomacales y luego daño renal y hepático.

106906243__3950
¨Todo estará bien, ¿verdad?¨

Ahora bien, como explicamos anteriormente, existen muchos medicamentos que se dan tanto en humanos como en animales, pero NUNCA debemos darle una medicina sin consultar antes a nuestro veterinario. Situación que pasa muy a menudo para evitar pagar la consulta. No pongan la vida de su animalito en riesgo, una llamada a un veterinario de confianza no estará de más para la economía y pueden tratar a su mascota con lo que verdaderamente lo va a ayudar.

Tip: Si necesitas darle una pastilla a tu mascota, existen varios trucos. El primero y más común es meter la pastilla en una salchicha o en un pan y ofrecérselo así. Generalmente ni siquiera se dan cuenta. Pero para los más quisquillosos se puede moler la pastilla y de igual forma, dar el polvito en un pan o salchicha y así no podrán sacar el medicamento. Y si es más extremo (en caso de que dejen la salchicha sin tocar), se puede colocar ya molida con un poco de agua y dar en jeringa (eso sí, tener mucho cuidado de que estemos apuntando al tracto digestivo del animal para evitar aspiración hacia los pulmones). O uno de los métodos más viejos, abrir la boca del animal y meter la pastilla hasta el fondo de la garganta para que la trague (siempre teniendo cuidado con mordidas).

34686839

Dejar una opinión