¡Vamos a la playa!

publicado en: Consejos, Perros | 0

Si eres como nosotros y vacacionas junto con tus animales, te recomendamos leer estos consejos si estas planeando llevar a tu perro a la playa:

1. Prepárate para el viaje: será un camino largo y cansado hacia la costa. Al igual que con niños pequeños, es necesario llevar agua abundante para tu amigo (¡y no olvides su concentrado, platos, juguetes y un lugar para descansar!), además de hacer paradas técnicas cada par de horas para evitar accidentes en el auto. Conocemos muchas historias de animales que generalmente se marean al no estar acostumbrados a andar en carro, por lo que recomendamos que el día del viaje no se alimente al perro hasta llegar a nuestro destino. Esto evitará que devuelva el contenido de su desayuno sobre nuestros sillones… o incluso nosotros mismos.

Bueno, algunos lo toman mejor que otros.
Bueno, algunos lo toman mejor que otros.

2. Ya en la playa tenemos que tomar en cuenta estas consideraciones:

  • No llevar a pasear a una perra que se encuentra en celo: Esto no solo te incomodará durante el camino sino que también atraerás perros hacia tu mascota y puede ocasionar peleas, personas molestas e incluso regresar con una camada de más. Sé una persona responsable y no expongas a tu mascota a algo que la pueda perjudicar. Esto, obviamente, aplica para cualquier tipo de paseo.
Sé un humano responsable
Sé un humano responsable
  • Si no es un animal sociable, no lo expongas: Es un territorio totalmente nuevo y si es un poco nervioso o le desagradan las multitudes, pueden reaccionar de manera desfavorable.
¡Te dije que YO no quería venir!
¡Te dije que YO no quería venir!
  • Siempre cargar a nuestra mascota con correa, collar y placa de identificación: si es un perro que realmente no hace caso a nuestro llamado, se encuentra en una situación que lo pone ansioso, y además es dado a “agarrar camino” lo mejor que puedes hacer es tenerlo con correa para que se mantenga a nuestro lado. Siempre es mejor prevenir que lamentar.
¡Es así de simple!
¡Es así de simple!
  • Existen perros más predispuestos a disfrutar del mar: Pero si no le gusta el agua, no lo hagas entrar a la fuerza. En ciertos perros con ojos más grandes y expuestos, como es el caso del Chihuahua, debemos asegurarnos de protegerlos contra la arena y limpiarles el exceso con agua pura cada tanto, para evitar que se rasquen y se lastimen.
Nope, nope, nope, nope, nooooo
Nope, nope, nope, nope, nooooo
  • Limpiar lo que ensucien: Así como nosotros siendo ciudadanos responsables y respetuosos de la naturaleza recogemos cualquier basura que produzcamos durante nuestra visita, lo mismo tenemos que hacer con las deposiciones de nuestra mascota. No se trata de sólo “tirarle arena encima” porque alguien pasará caminando por ahí y se llevará una sorpresa desagradable. Lleva contigo bolsitas para estos casos y tíralas al cesto de basura.

images

  • Protegerlos del sol: Al igual que nosotros, ellos se pueden acalorar y sufrir insolación o incluso un golpe de calor en situaciones muy extremas. Asegúrate que tu mascota tenga un espacio junto a ti bajo una sombrilla de playa o toldo y que tenga abundante agua fresca disponible. Ellos no liberan el calor como nosotros, así que debemos estar pendientes de ellos por cualquier contratiempo.
Bueno, siempre hay algunos que nunca dejan el estilo...
Bueno, siempre hay algunos que nunca dejan el estilo…
  • Si la arena quema tus pies, también quemará sus patas: Ellos no tienen la capacidad que tenemos nosotros de hacer ese baile al correr mientras sentimos la arena caliente. De ser necesario, carga a tu perro hasta arena cerca del mar, donde estará más fresca y no se lastimará sus almohadillas. Puedes aliviar cualquier exposición con abundante agua fría.
*sonrisa*
*sonrisa*
  • Lleva sus juguetes: no se trata sólo de llevarlo a que cambie de ambiente. Haz que tu perro también disfrute sus vacaciones. Puedes mantenerlo entretenido y contento con sus juguetes favoritos.
Algunos también se van a los extremos...
Algunos también se van a los extremos…
  • Antes de irnos: asegúrate de limpiar ojos, oídos y patas de tu mascota. Esto evitará cualquier complicación. En caso de algún problema que necesite atención, siempre recurre a tu Médico Veterinario de confianza.
Creo, CREO que tenga algo en la cara... ¿podrías quitármelo?
Creo, CREO que tenga algo en la cara… ¿podrías quitármelo?
  • Al regresar a casa: recuerda darle un baño a tu mascota para eliminar cualquier residuo de sal y arena que pueda albergar en su pelaje y así evitar irritación en su piel. Recordemos que siempre hay perros más sensibles que otros.
Me acabo de bañar... no entiendo cuál es la necesidad, humano.
Me acabo de bañar… no entiendo cuál es la necesidad, humano.

¡Esperamos que estos consejos les hayan sido útiles y que disfruten de las vacaciones junto con sus animales!

Tanan, tanan, tanan....
Tanan, tanan, tanan….

Dejar una opinión